Archivo de la categoría: Storytelling

El discurso de la Neoderecha, una alternativa económica y otros discursos

Raffaele  Simone, en su libro El monstruo amable, nos habla de la crisis de la izquierda y de la Neoderecha, cuál es su discurso dominante y cómo actúa contra aquellos que no están de acuerdo con ellos. Sin embargo, lo más interesante de su análisis es que trata a la Neoderecha como una cultura, la cultura mayoritaria de occidente: “Se trata de una cultura, más que de una fuerza política concreta: sí, es cierto, se polariza más en algunos partidos que en otros, pero, al ser impregnante, influye en todo el combinado social, incluyendo las capas que, al ser efectivamente de izquierdas, debería encargarse de hacerle frente. Dada su difusión capilar, y teniendo en cuenta que sus manifestaciones pueden observarse por doquier, la cultura de la Neoderecha puede contemplarse, admirarse, desearse y si es preciso imitarse sin dificultad. Ni siquiera es necesario crear sistemas de adoctrinamiento para difundir sus principios: para absorberla basta con hacer caso a los medios (sobre todo a la televisión), mirar a nuestro alrededor y vivir”.

¿Por qué ocurre eso? Simone lo explica. En primer lugar, “La Neoderecha es tecnológica y capitalista, pero de un capitalismo más financiero que industrial. El motivo es sencillo: las industrias implican obreros (es decir, sujetos potencialmente peligrosos), las finanzas solo empleados y funcionarios, mucho de los cuales son invisibles para su patrón, e incapaces de ver y comprender quién es el patrón.”

En segundo lugar, “El Archicapitalismo está dotado de una especificidad que resulta ser nueva en la historia: acumula beneficios no ya únicamente (como en la forma tradicional) explotando a sus trabajadores, sino también captando y oprimiendo a propia clientela mundial. Esta se ha dejado envolver (sin que nadie de la izquierda se diera cuenta) en una espiral donde se combinan una variedad de factores que ya no son solo económicos, sino que afectan a varias dimensiones de la vida individual y asociada: publicidad, producto, mercadotecnia, crédito fácil para el pequeño consumo, deseo de diversión y de evasión, esperanza de seguir siendo jóvenes durante mucho tiempo y de obtener prolongados placeres de la vida sexual, una vaga aspiración a una vida abundante y descarada, una veladura de espiritualidad religiosa y de pathos… En este envoltorio transparente, los ciudadanos, transformados en clientes y condenados al estado de puerilidad (es decir, de usuarios y consumidores) han sido “fidelizados”, hechos cautivos de la voluntad del vendedor, que podrá hacer con ellos más o menos lo que le dé la gana. Ya no pueden sustraerse a al espiral del consumo festivo y fastuoso, porque eso se ha convertido en uno de los mecanismos cruciales de la vida globalizada, es decir, de sus vidas.”

“Más que el trabajador, hoy en día es el cliente quien debería sentirse asediado cada vez que ve una misma marca presente en todo el mundo, o que se topa con un sistema de servicios o con una multinacional que opera en todo el planeta. A primera vista, esa presencia puede parecerle tranquilizadora: contar con cosas conocidas es un factor de seguridad. Después se da cuenta de que esas marcas no le prometen únicamente bienes y servicios, sino que también le anuncian fidelización y explotación, dondequiera que se encuentre. Sin embargo, la servidumbre es invisible, porque, a pesar de la extrema dureza de su forma de proceder, esos poderes le han dado a la Neoderecha –su manifestación político-cultural- un rostro afable, festiva y friendly. En efecto, parece estar a la moda, es occidental en in, dado que sus instancias encajan perfectamente con determinados rasgos de la modernidad de masas en su forma actual. (…) “El mercado y el consumo son para la Neoderecha la verdadera misión de la modernidad.”

Las conclusiones de Simone son bastante deprimentes si quiere mantener una actitud de izquierdas, sobre todo porque no ve un discurso claro que trascienda la coyuntura actual y proponga un nuevo sistema o pensamiento. Sin embargo, y aunque él lo pueda considerar un pensamiento débil, en Europa existe un movimiento que aboga por la Economía del Bien Común, que intenta combatir con propuestas realistas cambiar la actual tendencia. Quizá debamos escuchar y analizar este tipo de propuestas para ver si existe una forma de ser de izquierda sin pensar que es antinatural la ideología de izquierdas.

Aquí tenemos una sencilla y clara explicación en qué consiste la Economía del Bien Común.

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicación, Economía, Storytelling

Una reflexión sobre la deuda y quiebra del Estado del Bienestar

Annie Leonard y sus amigos del proyecto The Story of Stuff han realizado una breve película que nos cuenta de forma muy sencilla y resumida cómo el Gobierno de EE.UU. explica que el país está en quiebra y que no le queda más remedio que reducir los gastos en educación y sanidad. Pero la realidad de la quiebra es otra. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Comunicación, Deuda, Economía, Impuestos, Storytelling

La legitimación de los empresarios y ejecutivos a través del relato

A lo largo de la historia de la humanidad, el poder se ha perpetuado escribiendo la Historia  en función de sus intereses, narrando los acontecimientos desde su punto de vista y situándose en el centro del relato. Conscientes del poder del relato, sabían que la mejor forma de aceptar su status y privilegios por parte de los demás era, sin duda, colocándose en la posición de “héroe” que en un momento determinado y gracias a su intervención conseguían salvar a la humanidad. De ese modo, hemos conocido a los grandes héroes de la épica griega, romana, cristiana, revolucionaria…, y a partir de mediados del siglo XX, también del capitalismo.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicación, Storytelling, Teoría del Texto

La estrategia de la Doctrina del Shock del actual Gobierno de España

“Un estado de Shock no es sólo lo que nos sucede cuando pasa algo malo. Es lo que nos pasa cuando perdemos nuestra  narrativa, cuando perdemos nuestra historia, cuando nos desorientamos. Lo que nos mantiene orientados, alerta y sin shock, es nuestra historia. Así que en un periodo de crisis, como en el que estamos, es un buen momento pasa pensar en la historia.Naomi Klein.

Es evidente de que el relato que se está escribiendo en los últimos años, es el relato que quieren imponer las grandes corporaciones, que los medios de información escriben diariamente (ahora más que nunca con el cierre del diario Público) y que los consumidores (que ya no ciudadanos) asimilan continuamente hasta hacerlos suyos para contárselos a los demás; al igual que una persona que ha adquirido un objeto es el primero en ensalzar sus bondades para demostrar a los demás que ha tomado la mejor elección, lo que se denomina técnicamente en marketing “post purchase reinforcement”.

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Comunicación, Economía, Sociología, Storytelling

Vídeo corporativo de FCC: un ejemplo español

El último posts concluía: “Podemos afirmar que existe un consenso general entre las grandes corporaciones según la cuál el mensaje final es que las corporaciones son las que verdaderamente se ocupan de los problemas de los ciudadanos y dan los servicios que precisan, todo ello de una manera eficiente y beneficiosa para la sociedad.”

Esta afirmación que pudiera ser calificada de gratuita se puede contrastar en todas la memorias corporativas, discursos de los presidentes de las grandes y no tan grandes empresas, las editoriales de los medios de información económicos e incluso de información general.

Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo Comunicación, Economía, Storytelling

Análisis del discurso de Steve Jobs, presidente de Apple Inc., en la graduación de la Universidad de Stanford, California, EE.UU.

(Comunicación realizada en el V I Congreso Internacional de Análisis Textual “El Relato”. Segovia, 15, 16 y 17 de abril de 2010)

En las últimas décadas, el relato o mejor dicho las técnicas narrativas y la forma de contar los relatos, lo que los anglosajones denominan “storytelling”, se han implantado en el ámbito empresarial y de las grandes corporaciones, tanto en la gestión o management como en la comunicación corporativa (2), conscientes de que el storytelling se ha convertido en una de las herramientas más poderosas para seducir y persuadir a las audiencias.(3) Políticos, economistas, altos ejecutivos y la prensa saben que el poder de convicción de un relato es superior al de cualquier informe, folleto o anuncio, ya que la forma narrativa permite, además de captar la atención, crear un mundo o una realidad en la que se puedan identificar las audiencias. Han asumido plenamente que “el uso del relato, real o ficcional, no sólo es una forma de conocimiento sino que es una herramienta irreductible del pensamiento del hombre que le permite construirse como persona, entender y actuar en el mundo social en el que vive”.(4) Por otra parte, saben que el narrador de las historias adquiere una dimensión casi de “chamán” o portador de la “verdad” en términos de mitología (5), que lo sitúa en una posición superior dotándole de una credibilidad difícilmente alcanzable de otro modo.

Sigue leyendo

5 comentarios

Archivado bajo Comunicación, Storytelling