Inside Job, poner caras y nombres a los culpables


Las finanzas son un arma y la política es el arte de saber cuándo disparar de esa arma.
El Padrino III

Es curioso como Inside Job, película ganadora del Oscar a mejor documental 2011, que nos desenmascara a los verdaderos culpables de la crisis de 2008 pero también de todas las crisis desde los años 80,  se proyecte solamente en 12 salas en España. Este hecho demuestra una vez más que los que han provocado la crisis y sus cómplices parece que han ganado la batalla.

La gran virtud de Inside Job es poner nombre y caras al “mercado” o a alguno de ellos, pero sobre todo mostrar la complicidad de los presidentes norteamericanos desde Ronald Reagan hasta Barak Obama para crear las condiciones necesarias para que el poder financiero se apodere del mundo, provoque la gran crisis, consiga que los estados rescaten a las grandes entidades en quiebra endeudándose de forma escandalosa y después siga dictando las políticas económicas de los países.

Algunas imágenes son demoledoras. La connivencia del poder financiero con el político es tremenda. Lo curioso es que eso no pasa solamente en EE.UU. En España, sin ir más lejos, ocurre con mucha frecuencia tanto en gobiernos conservadores como “progresistas”. Esta semana, por ejemplo, el ex ministro Pedro Solbes se incorpora como consejero independiente de Enel, grupo energético y accionista mayoritario de Endesa, y se suma a la lista de ilustres políticos en nómina de las grandes corporaciones. Sin embargo, la gran mayoría sigue indiferente y, lo que es peor, ha asumido que son responsables por haber querido vivir mejor, por comprarse una vivienda, un coche, vacaciones exóticas….; el sueño que el mercado y las grandes corporaciones han vendido para ser felices. Y en esto, los medios de información han sido complices y culpables.

Por eso, me parece oportuno recuperar el libro de John Perkins, “Confesiones de un ganster económico”. Es conveniente entender como, además del “mercado”, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial han sido los causantes de los grandes desastres económicos de la humanidad en los últimos años. Y ahora, después de que sus políticas han sido parte de la creación de la crisis, son los que dan las recetas mágicas a los países más endeudados por salvar los bancos. Y como dice Andrew Sheng, consejero de la Comisión Reguladora Bancaria de China en Inside Job, “los productos financieros son verdaderas armas de destrucción masiva”. ¿No suena parecido a lo que el mafioso Luchessi dice a Vincent Corleone en El Padrino III?

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicación, Economía, Sociología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s