El teatro o lo Real en el texto artístico: un breve análisis de “Chiquilladas” de Raymond Cousse


Hace más de quince años, cuando trabajaba de Coordinador de Cultura en el Ayuntamiento de San Fernando de Henares (Madrid), tuve la suerte de programar una de las mejores obras de teatro que haya visto: Chiquilladas de Raymond Cousse. Producida por Teatro de Babel, intepretada por un inmenso Pepe Viyuela y dirigida por Luis D’Ors. Más información en la ficha técnica.

Esta representación teatral me inspiró para escribir un trabajo titulado “El teatro o lo Real en el texto artístico: un breve análisis de Chiquilladas”, dentro de los cursos de doctorado que cursaba en esos años. Este texto nunca se publicó, y ahora que el teatro está en un buen momento, con un público fiel y joven, me apetecía rescatarlo del olvido y compartirlo.

El trabajo está estructurado en dos partes. En la primera parte, explico brevemente la Teoría del Texto del profesor Jesús González Requena; lo semiótico, lo imaginario y lo real en el teatro; y la dimensión simbólica. Y en la segunda parte, analizó la obra Chiquilladas de Raymond Cousse.

A continuación, la Introducción.

1. Introducción: Tristana y lo Real

Cuando en el estreno de la obra Tristana de Benito Pérez Galdós lo Real irrumpió de forma brutal a través de la muerte, la representación no permaneció ajena. Este hecho, que pudiera parecer anecdótico, tuvo tintes de tragedia en toda la dimensión de la palabra. Pero hagamos un pequeño resumen. Se estaba representando una adaptación de la novela de Galdós en el Teatro Maravillas de Madrid dentro del Festival de Otoño, cuando alrededor del descansó una persona del público sufrió un infarto. Esta persona era un actor conocido entre el público de la sala y los actores. El público se alteró notablemente y, como suele ocurrir en estos casos, se pidió la ayuda de algún médico presente en la sala. Los actores estaban perplejos. No sabían si continuar o parar. Nadie tomaba una decisión. Y llegó el descanso. Durante cerca de veinte minutos la confusión y los rumores se apoderaron del teatro. La representación, además, estaba siendo muy densa y pesada para la mayor parte del público. Por fin, el director, los actores y la empresa tomaron la decisión conocida por todos: “la representación tiene que continuar.” ¡Y cómo continuo! Desde ese momento se deslizó cuesta abajo y los actores languidecían en el escenario. El público, por su parte, no sabía si abandonar o mostrar entereza y quedarse hasta el final. Así, acabó entre los aplausos de cortesía y el alivio de todos.

¿Qué ocurrió en realidad?¿Por qué este hecho tiene tanta trascendencia? ¿Podría haber ocurrido lo mismo en otro texto (película, novela, pintura, etc.)?

Estas cuestiones que parecen livianas nos pueden servir para abordar un texto que en el seminario del profesor Requena queda obviado: el texto teatral. Pero, no el texto teatral escrito, sino el teatro representado. Ya que en el caso contrario, sería igual que si analizamos, por un lado, los guiones cinematográficos y, por otro lado, las películas en sí. Vamos a ocuparnos del texto teatral con todas las dificultades que entraña, y principalmente, por el carácter efímero de la representación y por ser irrepetible cada una de ellas. Lo que nos acerca a un texto que podría ser el último rito donde la palabra se encarna y se materializa, cobrando una dimensión que pretendía ser simbólica.

Lo que ocurrió parece bastante claro: lo Real irrumpió en un espacio codificado para la representación, es decir, en una dimensión «semiótica», y si me apuran «sagrada» – recordemos que los origenes del teatro se remontan a los ritos de la comunidades agrícolas y a las ceremonias del chamán-(1), e impuso su no-ley. Simplemente arrasó. Pero ésta no es la única forma de como lo Real puede estar presente. Lo Real se encuentra en escena por el simple hecho de que el cuerpo y la materia están ahí, encima del escenario, y por mucho que se maquillen los actores y se pinten los decorados, una huella de su matericidad emerge continuamente, y aún más cuanto peor es la representación.

Leer el trabajo completo

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro, Teoría del Texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s