Análisis del discurso de Steve Jobs

Notas Análisis del discurso de Steve Jobs (introducción)

El discurso se puede visionar en http://www.stanford.edu y su canal Youtube. La traducción está realizada por el autor de la comunicación.

2) “The organization where you work tells stories to craft its identity, shape its history, sell the story behind its product, or makes stories the product. It also hides stories. Every organization is in a struggle for dominance with stories told by competitors, factions in the organization, and perhaps by growing legions of activists who post their contrary stories on the Worldwide Web.” Boje, David M (2005): Storytelling Practice and the Narrative-Antenarrative Debate, Peaceware.com

3) “We all read about large salaries that CEOs get. Many of us find the disparity between what they earn an what other people earn as immoral and abhorrent. For many years, I never really saw a CEO do anything that was wildly different from what I could do or what most people could do in an organization. So I always used to wonder: why are they paid so much? And then one day, I went to a meeting. It was meeting on Wall Street where Lou Gerstner, the CEO of IBM, met the market analysts. And lo and behold, I was asked to come to this meeting. Gerstner is an irascible kind of guy, not that charming. I asked myself: “What does he do that other people don’t do?“ So we go into a room and there are people from the various banks and the brokers and the analysts and Gerstner starts telling them stories. Stories about IBM. Stories about the future of IBM. These were stories. He couldn’t tell them facts about the future. He was telling them what IBM was going to do. It was all stories. And it worked. It really worked. And so I said to myself, “So that’s what they do!”
“Jack Welch was asked his most important attribute and he said, “What really counts is that I’m Irish and I knows how to tell stories”. SEELY BROWN, John, DENNING, Stephen, GROH, Katalina, PRUSAK, Laurence (2005): Storytelling in organizations, Why Stotytelling is transforming 21st century organizations and management, Elsevier Butterworth-Heinemann, Oxford.

4) BERMEJO, Jesús (2005): Hombre y pensamiento. El giro narrativo en Ciencias Sociales y Humanas, Laberinto Comunicación, Madrid, pág. 19.

5) “La figura latente del Destinador será soportada por el narrador mismo del relato: pues quien cuenta el cuento sólo puede identificar al héroe otorgándole una tarea –lo que, como ya sabemos, pasará necesariamente por el despliegue de las funciones que la configuran: la prohibición, el mandato, la transferencia del objeto cualificante y la sanción final. Y es que, como sucede en la narración mítica, el narrador cree en la verdad de la historia que cuenta y, a la vez, manifiesta y sostiene su creencia en el acto mismo de la narración”. González Requena, J. (2006): Clásico, manierista, postclásico. Los modos del relato en el cine de hollywood, Castilla Ediciones, Valladolid,

6) “La modernidad, al menos desde hace dos siglos, nos ha enseñado a desear la extensión de las libertades políticas, de las ciencias, de las artes y de las técnicas. Nos ha enseñado a legitimar este deseo porque este progreso –decía– habría de emancipar a la humanidad del despotismo, la ignorancia, la barbarie y la miseria. La república es la humanidad ciudadana. Este progreso se encara actualmente bajo el más vergonzoso de los nombres: desarrollo. Pero ha llegado a ser imposible legitimar el desarrollo por la promesa de una emancipación de toda la humanidad. Esta promesa no se ha cumplido. El perjurio no se ha debido al olvido de la promesa, el propio desarrollo impide cumplirla. El neoalfabetismo, el empobrecimiento de los pueblos del Sur y del Tercer Mundo, el desempleo, el despotismo de la opinión y, por consiguiente, el despotismo de los perjuicios amplificados por los media, la ley de que es bueno lo que “performance”, todo eso no es la consecuencia de la falta de desarrollo sino lo contrario. Por eso, ninguno se atreve a llamarlo progreso. (…) Una guerra de liberación no anuncia que la humanidad continúa emancipándose. La apertura de un nuevo mercado no anuncia que la humanidad continúe enriqueciéndose. La escuela no forma nuevos ciudadanos; cuando mucho, forma profesionales. ¿Con qué legitimación contamos para continuar el desarrollo?” LYOTARD, Jean-François (2008): La posmodernidad (Explicada a los niños), Gedisa Editorial, Barcelona, págs. 110-111.

7) Los primeros libros publicados sobre la comunicación corporativa y de cómo manipular a la opinión pública se publicaron en los años veinte en EE.UU., concretamente Crystallinzing Public Opinion (1923) y Propaganda (1928) de Edward Bernays, y Public Opinion, The Phantom Public (1928) de Walter Lippmann. Ambos autores se apoyaron las teorías desarrolladas por el psicólogo social francés Gustave Le Bon acerca de sus estudios sobre las masas y que recogen en su libro Psicología de las masas (1895), y que también fue seguido por Gabriel Tarde en Les lois de l’imitation (1903)

8 “El proceso de mitificación de la empresa iniciado en los ochenta, su aureola de institución enérgica y dinámica, en la que los ciudadanos pueden depositar sus esperanzas de cambio y de progreso, frente al definitivo declive del prestigio de lo público y de las viejas instituciones de la sociedad moderna, se convierte en Davos en el sueño de una nueva edad de oro planetaria bajo la égida de las grandes empresas y corporaciones privadas. (…) Durante la segunda mitad de los noventa, en los años dorados de la expansión de la economía global, Davos favoreció el éxito de un discurso económico de una exagerada simplicidad, en el que todos los problemas se reducían a más subordinación de la política, los gobiernos y las naciones a las necesidades de un desarrollo eficiente de los mercados mundiales. Un discurso que los ideólogos de la globalización de maneras menos elegantes habían convertido en causa general contra el Estado regulador y contra la pretendida ineficiencia económica de los gobiernos, que en expresión de Kenichi Ohmae [1996] son los verdaderos “enemigos de la sociedad”. El blanco de este discurso radical, característico del primer espíritu de Davos, no es tanto la idea del Estado y sus intervenciones reguladoras del juego económico como la compleja red de vínculos y relaciones entre economía, Estado y democracia que se habían conformado después de la Segunda Guerra Mundial, y que han proporcionado a las sociedades desarrolladas una larga etapa de equilibrio, consenso y prosperidad. (…) Se comienza por situar a la economía al margen de lo social, como una “esfera independiente de la ideología y de la moral” [Boltansky y Chiapelo, 1999, 48], para terminar afirmando que el funcionamiento del sistema económico está regido por leyes positivas al servicio del bien común, cuya modificación arbitraria por parte de los Estados perjudica, en último término, a quienes pretenden proteger. (…) Davos reinvindica la libertad para enriquecerse sin ningún tipo de límites éticos o sociales.” GARCÍA PERDIGUERO, Tomás (2003): La responsabilidad social en las empresas en un mundo global, Anagrama, Colección Argumentos, Barcelona.

9) “Como señaló Freud antes del comienzo de la era del consumo, la felicidad no existe como estado; sólo somos felices por momentos, al satisfacer una necesidad acuciante. Inmediatamente surge el aburrimiento. El objeto de deseo pierde su atractivo ni bien desaparece la causa que nos llevó a desearlo. Pero el mercado de consumo resultó ser más ingenioso de lo que Freud había pensado. Como por arte de magia, creó el estado de felicidad que –según Freud– resultaba inalcanzable. Y lo hizo encargándose de que los deseos surgieran más rápidamente que el tiempo que llevaba saciarlos, y que los objetos del deseo fueran reemplazados con más velocidad de la que se tarda en acostumbrarse y aburrirse de ellos. No estar aburrido –no estarlo jamás– es la norma en la vida de los consumidores. Y se trata de una norma  realista, un objetivo alcanzable. Quienes no lo logran sólo pueden culparse a sí mismos: serán blanco fácil para el desprecio y la condena de los demás.” BAUMAN, Zygmunt (2000): Trabajo, consumo y nuevos pobres, Gedisa, Barcelona, pág. 66.

10) González Requena, op. cit., 521

11) González Requena, op. cit., 521

12) González Requena, op. cit., 523

13) Aristóteles (1996): Acerca del Cielo; Meteorológicos, Gredos, Madrid.

14) BETTELHEIM, Bruno (1992): Psicología de los cuentos de hadas, Crítica, Barcelona, 1992, pág.2015 “Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.” Declaración de Independencia, 4 de julio de 1776.

16) BETTELHEIM, op.cit., 300

17)  Richard Sennet en su libro La cultura del nuevo capitalismo, Anagrama, Colección Argumentos, Barcelona 2008, se interroga sobre la nueva cultura en la que está inmersa la sociedad y que se caracteriza por un cambio del paradigma del tiempo, el talento y el consumidor. Por un lado, el tiempo ha pasado del largo plazo del tiempo racionalizado o militarizado, que producía el relato vital de cada individuo, al corto plazo, que transcurre en el presente continuo –ya no hay futuro–, que crea incertidumbre y que tiene al consumo como única vía de conexión con la realidad. El talento, que ha pasado del trabajo artesanal o especializado al trabajo aparente, “tiene que parecer que…”,  que tiene que tener la capacidad de adaptarse a cualquier entorno, hay que ser “flexible” y “dinámico”. Y por último, el consumidor, que de ser un sujeto con pasado y experiencia ha cambiado a ser mero consumidor, que tiene que estar en cambio/movimiento permanente.

18) BETTELHEIM, op.cit., 15-16

2 Respuestas a “Análisis del discurso de Steve Jobs

  1. Pingback: Análisis del discurso de Steve Jobs, presidente de Apple Inc., en la graduación de la Universidad de Stanford, California, EE.UU. | Carlos García Conde

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s